History

Historia

Unos cuantos puestos descartados de la empresa lechera Campina, un plan para hacer las cosas de forma diferente y una buena dosis de optimismo. Estos tres elementos constituyeron la base de la agencia de empleo HOBIJ el 8 de mayo de 1995. Y el hecho de que ya existieran en ese momento unas 23 agencias de empleo temporal en Veghel, en la provincia de Brabante Septentrional (que no es muy grande), no disuadió a los fundadores Han van Horen (el «HO» de la palabra «HOBIJ») y Peter Bijvelds (el «BIJ») de ir a por todas. Al principio, sobre todo, en su propia región.
 
Por aquel entonces, Han van Horen contaba con varios años de experiencia como Responsable de personal y Director de Recursos Humanos. Por eso inicialmente centraron su atención en la externalización y la comisión de servicio. ¿Y si los empleados temporales no tienen un medio de transporte propio? No hay problema. Si es necesario, Han y Peter los llevan personalmente a su empresa y de vuelta a casa. Es una característica del entorno laboral en HOBIJ, que permanece hasta el día de hoy: un entorno de trabajo agradable pero sin miedo al trabajo duro.
 

LA PRIMERA REUBICACIÓN

En dos años, la primera oficina de HOBIJ se quedó pequeña, por lo que tuvimos que mudarnos a un edificio más grande. También ampliamos la gama de servicios que ofrecíamos: contratación y selección, recolocación, orientación y formación, investigación psicológica y consultoría de RR. HH. Hacíamos todo esto en HOBIJ. Además de la sede central en Veghel, se abrieron nuevas sucursales en Best, Dongen, Cuijk, Nimega, Woerden, Goirle, Schijndel, Uden y Wijchen.

 En 2006, Peter Bijvelds dejó la Dirección y el equipo de Gestión porque quería continuar su carrera en el mundo del deporte. En consecuencia, Han van Horen permaneció como único Director. Unos años más tarde, Van Horen también se hizo cargo de la cartera de acciones de Peter. En 2007, HOBIJ logró el máximo de ventas y los resultados batieron un récord. Y después vino la crisis económica. El mayor cliente de HOBIJ quebró. Esto supuso un duro golpe. ¿Y ahora qué?
 

EL PARAGUAS PARA TORMENTAS

¿Cuál fue la respuesta de HOBIJ tras un breve periodo de reflexión? «El paraguas para tormentas». Este innovador producto creado por varios estudiantes de Delft es utilizado como metáfora por el grupo de Proyectos que trabaja en la reorientación de la organización y la estrategia. Decidimos volver a nuestros orígenes, a lo que se le daba bien a HOBIJ desde el principio: el empleo temporal y la comisión de servicio. Pusimos fin a casi todas las demás actividades. Y trasladamos nuestros esfuerzos de contratación a otros países en la Unión Europea. HOBIJ pone en contacto a los expatriados que desean empezar a trabajar en los sectores de la alimentación, la tecnología y la logística con empresas neerlandesas que también están interesadas en este tipo de empleados. 
 

UN NUEVO CENTRO DE ATENCIÓN

La contratación internacional ya formaba parte de las actividades de HOBIJ desde el inicio (1998), pero lo hacía a pequeña escala. Pero a partir de 2008 los expertos en mano de obra europea se convertirían en el nuevo centro de atención. Esto a su vez requería una nueva forma de trabajar para HOBIJ. Se redujo el número de oficinas en los Países Bajos a varias oficinas regionales. Por el contrario, se añadieron sucursales en Polonia, Letonia, Lituania y Hungría.
 
En 2009 nos mudamos a una nueva sede central en Veghel: el antiguo edificio de ABN-AMRO. Un edificio al que Han iba casi todos los días cuando era pequeño, puesto que su padre trabajó allí durante años. También está al lado de la antigua escuela primaria de Han. Esto describe lo que significa HOBIJ: crecimiento. «Nunca dejes de crecer» es el lema a partir del cual HOBIJ piensa y actúa. Crecer. No necesariamente para convertirnos en la mayor empresa, sino para seguir desarrollándonos, profundizando y mejorando.
 
Y parece que es un lema que funciona. Literalmente. En la actualidad contamos con 3000 trabajadores flexibles que operan a diario para nuestros clientes, procedentes de todas las partes de Europa. HOBIJ crece a un ritmo vertiginoso. Y el crecimiento, para nosotros, es la vida. Con nuestros trabajadores flexibles, con nuestros clientes y con HOBIJ. Contribuir a este crecimiento, ¡ese es nuestro objetivo!